Cundinamarca es uno de los departamentos más grande de Colombia con una gran cultura indígena, que exalta los valores de la vida misma, la tradición, la historia y la competitividad. Con el fin de resaltar la gran historia, tradición y leyendas que comprende diferentes zonas del departamento nace la “Ruta del Dorado, cuna de riqueza y tradición”. Esta ruta está compuesta por los municipios de Chía, Cajicá, Tocancipá, Gachancipá, Guatavita, Zipaquirá, Nemocón, Cogua, Tausa, Sutatausa, Cucunubá, Ubaté, Fúquene, Susa, Simijaca, Cota, Tabio, Tenjo, Sesquilé y Suesca.

Compuesta municipios cercanos a la laguna de Guatavita busca resaltar la historia y leyendas de la región como el ZIpa, el Dorado, la Diosa Chía; lugares maravillosos como las minas de sal de Zipaquirá y Nemocón. La Ruta de El Dorado recoge la oferta más emblemática de la cultura y naturaleza de estos territorios.

En las manos de nuestros campesinos y artesanos se moldean productos y obras en carbón, lana o leche; sustento de miles de familias, quienes con su vocación y legado ancestral le entregan a Cundinamarca una vitrina de mercados y servicios con calidad.

Panorámica desde Guatavita

La magia y la tradición de la cultura Muisca cobrarán vida con los 68 atractivos ancestrales referentes a su presencia en este territorio, entre los cuales se destacan: piedras sagradas, lagunas y montañas, algunos de ellos ubicados en seis localidades de Bogotá.

El Departamento ofrece un abanico de posibilidades para conocer y disfrutar entre las que se encuentran parques naturales, riqueza hídrica y arqueológica, maravillas naturales, una vasta oferta gastronómica y cultural; lo que permite al visitante encontrar un sinnúmero de atractivos para disfrutar en todas las épocas del año.

Facebook Comments