Foto: Awake Travel

En el marco del Día Internacional del Turismo, celebrado el pasado 27 de septiembre, el Meta abrió sus puertas para que colombianos y extranjeros disfruten las maravillas naturales y culturales que tiene para mostrar el departamento ubicado en los llanos orientales. una de estas maravillas que existen para poder disfrutar está el río Güejar.

El río Güejar se encuentra en el departamento del Meta, nace en el municipio de Lejanías y desemboca en el río Ariari. Un destino natural que sorprende por sus innumerables piscinas naturales, cascadas y por albergar formaciones rocosas pertenecientes al Escudo Guyanés, las piedras más antiguas del planeta que atraviesan La Macarena, Chiribiquete y se llegan hasta Ecuador y Brasil.

La montaña del indio acostado. Foto: @turismo_meta

Desde Villavicencio, aproximadamente a 2 horas de trayecto en bus o en carro particular se encuentra el municipio de Mesetas, reconocido por ser el punto de inicio del Parque Natural Nacional Sierra de La Macarena. A lo lejos, antes de llegar al municipio de Mesetas, se puede visualizar el cerro del Indio Acostado, llamado así porque desde la carretera y a simple vista, las montañas forman la silueta de un hombre acostado con nariz pronunciada. Tras su inmensidad, detrás del cerro yace una maravilla natural que no podrás encontrar en ningún otro lugar.

¿Qué hacer en el Cañon de Güejar?

1. Rafting por el cañon

El rafting por el Cañón del Güejar cubre unos 17 kilómetros y durante las 5 horas del recorrido te adentraras en un mundo jurásico en el que serás testigo como la fuerza del río a moldeado uno de los paisajes más hermosos de Colombia.

El rafting por el Cañón del Güejar es de categoría 3 —donde el nivel más alto es 5—, y aunque por trayectos el río se hace más estrecho o extenso, sus rápidos son emocionantes y por lo general son muy tranquilos, aptos para principiantes y niños mayores de 10 años.

Durante tu recorrido pasarás por varias cascadas, piscinas naturales, y tendrás la posibilidad de avistar monos titís, osos perezosos, nutrias y más de 100 especies de aves entre las que destacan el loro cabeciazul, la avefría de Cayena y la tangara paraíso.

Durante el trayecto harás al menos dos paradas en las que podrás bajarte del bote, descansar, tomar un refrigerio y hacer unas buenas tomas de lugar.

La primera parada será en el «Titanic», una de las mejores y más famosas formaciones del Cañón del Güejar, un monolito de origen milenario que recibe su nombre por estar rodeado de lado a lado por el río y por su forma ovalada que da sensación de ser la parte delantera de un buque encallado.

Una hora más tarde, podrás saltar del bote y nadar sobre el río Güejar, luego harás una segunda parada, te bajarás para caminar entre el río y el bosque, hasta llegar a una hermosa cascada escondida entre rocas, donde el agua cae a unos 80 metros de altura.

La última parte del rafting se hace por fuera del Cañón y se adentra por las montañas de la cadena montañosa conocida como el Indio acostado, paisaje que da inicio a la Serranía de la Macarena, donde puedes lanzarte nuevamente al río y buscar aves en el hermoso bosque virgen que acompañará tu camino.

La travesía por el Cañón del Güejar termina tipo 5 p.m. en el Restaurante la Casona, una finca tradicional donde podrás almorzar un típico sancocho de gallina, ducharte al aire libre e iniciar tu viaje de regreso a Mesetas o Villavicencio.

Facebook Comments