Uno de los mayores retos al momento de viajar es planificar todo para poder aprovechar al máximo los recursos (Tiempo, dinero, comodidad, etc.). Es importante siempre pensar de manera inteligente al momento de viajar y así sacar el máximo provecho a la experiencia de viajar.   

Antes de hablar de tips o consejos al momento de viajar es importante pensar y ser un viajero responsable. Existe una gran diferencia entres ser un viajero responsable o ser un simple turista. La mayor diferencia entre el primero y el otro es que el viajero suele ser generoso y el segundo egoísta.

Un  turista, generalmente, no es muy consciente del impacto y cómo su presencia puede afectar los lugares que visita, su forma de pensar es que no le importa su comportamiento y no piensa en su entorno. El viajero, en cambio, es una persona respetuosa de su entorno y  busca que su presencia sea de ayuda y no afecte el lugar en el que está.

La mejor forma de decirlo es que al turista no le importa tocar una pieza histórica de cientos de años solo con el fin de tomarse una selfie,  mientras que el viajero disfruta el hecho de estar en el lugar y poder apreciar la historia y lo que significa. Nuestra responsabilidad como viajeros es esforzarnos porque nuestra presencia tenga el menor impacto negativo posible. Respetar las costumbres locales, no tomarle fotos a la gente sin su permiso y sobre todo conservar el patrimonio para que futuras generaciones puedan disfrutarlos de igual manera. 

Tips para viajar inteligente

1.-  Evitar viajar en temporada alta

Cuando se pueda organizar la agenda, es mejor viajar fuera de temporada vacacional. Los precios son más accesibles y hay mucho menos gente. Es importante investigar el destino, pues no todos los lugares tienen la misma temporada. En algunos países el verano o el invierno pueden significar una mayor temporada que en otros países.

2.- No solo el precio importa en el hospedaje.

No siempre hay que buscar lo más barato. El hospedaje es quizá la decisión más importante en un viaje y hay  que saber gastar el dinero y sacarle provecho. Si visita una ciudad es importante tener en cuenta que esté en una buena ubicación y preferiblemente que tenga desayunos y Wi-Fi incluidos. Si el destino es playa o se busca el descanso vale la pena invertir en un hotel que tenga buena calidad de instalaciones, playa y buenos servicios.

3.-  Comprar lo local

Preferir los productos locales es una de las mejores opciones al momento de viajar. Los productos importados siempre tienen costos de transporte y almacenamiento que al final la paga los clientes. Pero al comprar productos locales, además de ser más económicos, mejora la experiencia de viajar. Olvídense de las grandes cadenas y busquen los comercios locales, la cafetería local y los restaurantes clásicos de cada sitio.

4.- Siempre viajar ligero es viajar inteligente

Viajar con maletas grandes nunca es recomendado. Además de lo pesado que puede resultar, hay muchos factores a tomar en cuenta. Primero puede superar el peso permitido por la aerolínea, lo cual traerá gastos adicionales en el viaje. Si viajas en familia o grupo de amigos,  habrá que acomodar esas maletas en un carro  y seguramente tocará pagar uno adicional solo para las maletas.

Si van a viaja a diferentes lugares, tendrán que llevar esa pesada maleta a todo lugar y por ende pagar trasportes adicionales, que significará más gastos y poca comodidad. Siempre  hay que llevar lo necesario y si es un viaje largo pensar en lavar la ropa estando en ruta.

5.  Planear el destino y la experiencia

La planeación es la mejor manera de ahorrar dinero y tiempo en un viaje. Mientras más investigación haga sobre el destino, más disfrutará la experiencia y el viaje. Buscar diferentes opciones de hospedaje, decidir con anticipación que lugares visitar y tener un plan B por si las cosas no suceden como lo planeado.

6.  Darse un buen gusto.

Al menos una noche en el viaje hay que darse un buen gusto y visitar un buen restaurante. Arreglarse reservar y disfruta la experiencia. Busca lugares que ofrezcan una experiencia culinaria única, pues la gastronomía hace parte de la experiencia del viaje.

7.  Cambiar lo tradicional

Es difícil no buscar la foto en los lugares más famosos de las ciudades. Visitar museos conocidos o las plazas de las que hablan los libros. Pero en realidad viajar es una experiencia única y personal; tiene que ver con la experiencia de cada uno.

Si su placer es la comida, concéntrese en buscar restaurantes únicos y recomendados. Si es de los que les gusta el arte, dedíquele más tiempo a un museo o participar en algún taller temporal. No hay que tener miedo de salirse del camino tradicional de los turistas y buscar algo que sea diferente para su viaje.

Al final de cuentas, viajar es una experiencia muy personal y cada quien encuentra su experiencia diferente. Lo importante es viajar inteligente para encontrar esos detalles únicos que recordará toda la vida.

Facebook Comments